18 nov. 2009

El Cartel desde la Ventilla

Huyendo del centro madrileño convertido en una mole comercial en plena crisis, antes del encendido navideño del consumo masivo, el Cartel esperando encontrar un lector más comprometido, se exhibe por las paredes de los barrios periféricos. Después de Vallekas y Legazpi nos fuimos por la Ventilla a la sombra de los rascacielos. Mucho ladrillo visto entre solares y recuerdos de un pasado artesanal y popular.


11 nov. 2009

Sonrisas tubulares

Cuando instalan el gas en una casa, los obreros que sueldan los tubos tienen que cortar uno de ellos a modo de ventilación. Normalmente se trata de un corte limpio y anodino pero algunos soldadores aprovechan la operación para firmar su instalación. Aquí unas firmas sonrientes encontradas en mi barrio y hasta Rumania.


 -   When they weld the pipe of the gas installation, some workers use the ventilation cut to sign their work. Here some smiling pipes from Madrid to Romania.
 -   Parfois, quand ils soudent les tubes du gas, les ouvriers en profitent pour signer leur travail. Voici quelques sourires tubulaires de mon quartier jusqu'en Roumanie.

8 nov. 2009

Papel pintado por Nijmegen

Diseñé este papel pintado para Extrapool y lo pegaron en las calles de Nijmegen en Holanda.
I designed this wallpaper for Extrapool and they stuck it on the streets of Nijmegen in the Netherlands.
J'ai dessiné ce papier peint pour Extrapool et ils l'ont collé dans les rues de Nijmegen en Hollande.


6 nov. 2009

Kaseo bien acompañado

El gran Kaseo, hermanastro nipón de Fela Borbone, fabricante del Picachu que pasea LCDD por los cables de sus conciertos, se marca un temazo con los 1969 digno de ser exportado. Si todos los contribuyentes españoles diesen 1 peseta para pagar las deudas de Lola Flores  a hacienda, bien podrían pagarles el pasaje a los circuitos puenteados de este artesano electrónico. También podrían invitarle en el experimenta club. A la espera que todo eso ocurra, disfrute con este vídeo y de paso adjuntamos de teloneros una fotocopia casera de la actuación televisiva de la mulasaña y el burro ácrata.


1 nov. 2009

El doorag más grande del mundo

Buceando por la costa cerca de la playa de San Lorenzo, pinchando oricios con mi arpón, descubrí tras un matorral de algas una cueva desconocida. Me intrigó la irregularidad de su perímetro, demasiado simétrico para ser fruto de la erosión. Mi escasa pesca no pudo con la curiosidad del arqueólogo submarino. Me adentré en la cueva. Enseguida alcancé la superficie con dos brazas, una entrada seguramente accesible a secas en marea baja. Descalcé mis aletas y emprendí la exploración a la luz de mi teléfono celular acuático. Rápidamente una vía férrea, ancho como el FEVE, confirmó la humanidad de la cueva. ¿Una mina submarina? La poca luz de la pantalla LCD del teléfono alumbraba a un palmo. Por suerte, el aforo de mi batería presumía de un completo tranquilizador. Anduve un buen rato, contando mis pasos sobre las traviesas antes de parar tetanizado. El lúgubre grito a mis espaldas venía del mar. Quise darme la vuelta. La tenue luz electrónica alumbró un esperpéntico grabado en la pared. Horror, expresión gráfica del terrorífico grito. Imposible dar marcha atrás, allí estaba el terror. Mis piernas, rápidamente cogieron un nuevo ritmo, 2 pasos por 4 traviesas, la polka de la fuga. Siempre que enfocaba las paredes, tétricos dibujos esculpidos intentaban devorar mi retina. Por suerte, llegué al fin del tren fantasma tras una espesa cortina de telarañas. Un nuevo espacio, sótano abandonado, forrado con azulejos blancos y un enorme interruptor de baquelita. ¡Clic! Los fluorescentes de la lavandería se encienden. Por más acogedora que fuese la nueva sala, no inspiraba confianza ni invitaba al descanso. El tamaño de las máquinas, oportuno para un hospital, la cárcel o el cuartel de un ejército desmantelado. Seguí explorando las galerías en busca de la salvadora salida, la curiosidad devorada por el espanto. Una escalera más ancha y por fin, la luz del sol nublado. Reconozco en el enorme patio la Giralda flanqueada por macizo escudo aguileño. Estoy en La Laboral. Obsesionado por el último grito que me persiguió, intento reproducir su sonido con un enorme doorag fabricado con piezas de máquinas encontradas en las entrañas del edificio. Las serigrafías del colectivo marsellés “Le Dernier Cri” ilustran las inquietantes imágenes del túnel que no tenía que haber descubierto. Usted puede experimentar con el instrumento. Quizá le asuste, no será el único ni estará solo. La acústica es perfecta. Arenas Movedizas.


Zootropos


13 zootropos antepasados de la animación a cargo de participantes en el Festival Alternatilla'09, César Fernández Arias, 3ttman, Baldo, Pepe Ortas, Pakito & Oskar Bolino, Lidia Damunt, Urs, Andy Bolus, Eneko, Sean Mackaoui, Remi, Pablo Cobollo y yo. Me gustaría remontar esta exposición. Aquí los archivos, vídeos y fotos para los interesados.

13 zoetropes grandfathers of animated movies, by participants of the Alternatilla'09 Festival; César Fernández Arias3ttmanBaldo, Pepe Ortas, Pakito & Oskar Bolino, Lidia DamuntUrsAndy BolusEnekoSean MackaouiRemiPablo Cobollo and myself. I'd like to exhibit thoses machines again. Here some videos and fotos for those interested.

Xiloneón


Cuando hay presupuesto, me gusta diseñar neones. Para inaugurar el blog, el Xiloneón, realizado para el Festival Alternatilla'09 en Mallorca. Una representación de la madera con luz. En la misma sala coincidieron las serigrafías de Le Dernier Cri, los grabados de Baldo, dibujos de Daniel Jonhston y los zootropos que inauguró Víctor Aparicio con su Ruido Bajito.

When there's money, I like to design neon lights. To open this blog, the Xiloneon, made for the Alternatilla'09 Festival in Majorca. A lighted representation of wood. Sharing space with  Le Dernier Cri screenprintings, Baldo's engravings, drawings by Daniel Jonhston and the zootropos introduced by Víctor Aparicio with his Ruido Bajito.