30 ago. 2013

el avión

- Sans queue ni tête, mais avec une hélice qui tourne, voici l'avion qui illustre une marque d'épices espagnole. D'ou l'expression "des patates à l'avion" quand on vous sert une simple assiette de pommes de terre bouillies avec du colorant jaune. tout le monde n'a pas les moyens de mettre du vrai safran dans sa paella. Au cours des années le dessin a peu changé, l'avion vole toujours dans la même direction. J'ai pris cette liberté.
- ¿Que tienen que ver el azafrán y un avión? Quizás se trataba de llamar la atención utilizando la imagen de una máquina moderna para vender un producto ancestral. Aquí va mi versión del argumento: quien considera que todo el mundo está conectado vía satélite ha perdido contacto con los huérfanos  celulares. Por eso no conoce a nadie sin teléfono inalámbrico. Sigo entrando a desconocidos fumadores a las puertas de los garitos para cambiarles un librito de sellos por un pitillo. A veces me enrollo explicando las ilustraciones mientras fumamos. El trueque, el tabaco y "¿la hora por favor?" existían antes del Whatsapp y del "¿qué haces?". Pero como también frecuento el ciberespacio, colgué aquí el librito de sellos para la gente que nunca cruzaré un pitillo en los labios. No seamos talibanes; si no tienes  azafrán para aromatizar el arroz, píntalo con El Aeroplano. Si quieres que te cambie un librito de sellos no tienes porqué enviarme un SMS.
- The Pop Artist uses commercial images and signs his "interpretation" to sell it. So do I, covering this logotype. I just change its direction and give it for free to the people I meet. This tiny plane is a "3 chords classic" in the Spanish graphic world. Why do they used a red plane to package spices? I have an idea about the color, but none for the flying machine... It's a good image anyway and still in use one hundred years later.

27 ago. 2013

Cecil Taylor

- Buscando por la red imágenes de Phineas Newborn Jr, me topé con este tema subido en YouTube por el mismísimo Cecil Taylor. Todavía estoy perplejo. Me sorprende que un icono tan respetado, un músico sumamente influyente, un señor mayor, se dedique a subir temas ajenos en la web. ¿Quizás sea la labor didáctica del viejo maestro, transmitiendo su sabiduría a la generación cibernética? La exquisita selección es una valiosa fuente para bucear por el cálido manantial del jazz libremente. Ahora mismo estoy tecleando con las aletas puestas. Me estorba el esnórquel, pero no conviene escuchar música en apnea.
- Here is my favorite Jukebox. Cécil Taylor is also the greatest DJ. If you ain't deaf, if you ain't square, you may dig these amazing musicians.
- Je suis tombé sur la chaine musico-virtuellle de Cecil Taylor et pense que ce serait bien dommage que vous passiez à coté.

26 ago. 2013

le Corso

- Depuis qu' Eddie Barclay a rangé ses boules, la Jet set ne fait plus carreau à Saint Tropez. Maintenant on taquine le cochonnet sur les berges du canal Saint Martin. Robert Stadler m'a tiré au fer, noyant ma boule au fond de l'eau. Alors j'ai dû payer la trounée au bar d'à coté. Je n'avais pas prévu mon improbable défaite de champion, ni l'adition Parisienne du Corso. Heureusement le patron, amateur d'art éclairé, accepta d'effacer l'ardoise en échange de quelques gravures pour décorer son resto. Depuis vous avez la chance de boire l'apéro en couleur. je n'ai pas osé retourner au bord du canal Saint Martin. Il ne me reste plus qu'une boule. je ne sais pas comment sont encadrées mes gravures, mais j'ai l'espoir qu'une âme charitable, photographe, Parisienne ou de passage, m'envoie des images in situ pour illustrer cette entrée. En attendant voici à quoi elles ressemblent. Je vous recommande en particulier, La gravure des toilettes. Elle represente deux 4cv au fond du canal, servant de balises pour les poissons. J'ai oublié de tailler ma boule noyée et vous aurez l'obligeance de me pardonner.
- When I was young and dressed vaguely as a punk, it was fun to get in La Coupole and ask to the maitre for General Ladousse's table, where my grandparents were waiting for me. The brasserie was spacious and looked awesome with its columns painted by Alexandre Auffray, Louis Latapie, Victor Robiquet, Isaac Grunewald, Marie Wassilief, David Siefert... I don't dress like a punk anymore and it's my turn to decorate a trendy bar on the other side of the Seine in Paris. I don't have any photos yet of the engravings I have printed for Corso, but here are the illustrations.



- Ana Juan me contó que puso de moda el bar Le Soleil à Ménilmontant cuando vivía enfrente. Pero es Caroline Sury quien pintó las paredes con sus personajes. Ahora las orillas del canal Saint Martin están de moda y me llamarón para ilustrarlo un bar cercano con estos grabados.

16 ago. 2013

E1000

El principal atractivo del graffiti es el anonimato... en principio. Cada uno imagina un autor al gusto del encuentro con las pintadas. Recuerdo uno fortuito por la calle Pizarro. Un chaval con dreadlocks y rotuladores retocaba manchas de la pared para dibujar caretos. Un señorito, también juvenil, le interpeló con argumentos higiénico-delictivos. Sorprendentemente el graffitero intentó establecer un diálogo estético con el sereno defensor del orden gris. Sonreí recordando el principio salvoconducto de las actividades callejeras alegales "lárgate evitando discusiones, a menos que la bronca haga parte de la performance". El señorito no parecía razonablemente performático y el diálogo enseguida giró al bochorno. Como no vivo en el campo busco inspiración en el paseo urbano. Me fijo en las pintadas sobre todo cuando se distinguen del mimetismo hip-hopero. Algunas intervenciones son tan sutiles o minimales que el ojo ajeno al safari gráfico, ni parpadea a su encuentro. Debe de ser la razón por la cual unos jóvenes emprendedores comisariales organizan visitas guiadas para transeúntes despistados en el barrio. Tomaré por ejemplo la firma del fontanero de Gas Natural el diapasón del Tono y las sombras trampantojos de E1000. Es verano son las 16:00, hace demasiado calor para buscar inspiración en la calle y sucumbo a la navegación pasiva de la red. De click en click, de link en link, me encuentro a la deriva en las infestadas aguas del despreciable nuevo canal Flickr, donde los gritos del náufrago serán vistos pero nunca más leídos por los marineros celulares de pantallas telefónicas. Me quejo, maldiciendo el creciente analfabetismo electrónico y de repente mi ojo pesca una imagen familiarmente sin comentarios. Una pared de pintadas llena mi pantalla. ¿Por eso lo llaman publicar en el muro? Unas formas geométricas coloreadas en degradados a lo Vasarely, perspectivas trucadas me proyectan en la calle. Acabo de cruzarme con 404 fotos de pintadas colgadas. O cómo convertir la autopista desinformada de Flickr en un paseo cinético. Reconozco las sombras de E100, pero ni rastro de su omnipresente firma sobre forjado. Los caretos aprovechados de las manchas me recuerdan los dreadlocks del chaval. El graffiti también funciona en la ciberespacio.