25 sept. 2016

Viva Bonito

- A menudo recibo emilios desesperados de aficionados al circuit-bending que no encuentran el juguete apropiado para la construcción de su doorag. Con la miniaturización inherente al desarrollo tecnológico del robot fabricante, el circuito electrónico integrado en los juguetes va perdiendo componentes susceptibles de ser intervenidos. Llevo años sin cruzar por la acera china del barrio una pistola galáctica cantando mi melodia favorita. Acabo de romper la mala racha, al salir de la Filmoteca donde quedamos con Pépé el Moko y Fréhel. Entramos en un "todo a 100" donde encontré una caja llena de pistolas galácticas, sencillas, baratas, sin aparatosos motores, ni siquiera leds, signos evidentes de un arcaismo prometedor. Al llegar a casa destripo el animal y ubico un vetusto circuito C8308. Carece de la resistencia proclive al cambio dooraguistico, pero conserva sus puntos de anclaje. Mojo mi dedo acariciándolos y suena mi canción preferida.  Rapidamente fotografío el juguete y comparto el hallazgo en la red.
Todas las pistolas de la galaxia tienen un número de molde, esta es nº 2275. Sospecho que se trata de un viejo stock, quizás proviniendo de un contenedor a la deriva de la flota quebrada Hanjin. Me costó 1 euro sin pilas y mañana volver a gastarme pasta en el chino.